CHILE – Plan de área marina protegida en La Higuera genera rechazo empresarial en Coquimbo.

Actores privados y también el Consejo Regional critican escasa participación en el debate de esta iniciativa.

(El Mercurio) Un impacto negativo en el desarrollo de nuevos proyectos portuarios, mineros y también en la actividad pesquera anticipan diversos actores del sector privado si se concreta un plan que empuja el Gobierno para establecer un área marina protegida en la costa de La Higuera, Región de Coquimbo.

La iniciativa, que ha sido señalada como una forma de bloquear el proyecto minero Dominga y que afectaría especialmente a localidades ubicadas al norte de La Serena, también ha recibido los cuestionamientos del sector empresarial y del Consejo Regional de Coquimbo. Esto, por la nula participación que han tenido en el debate de esta iniciativa y por la premura con que se impulsa por parte de la Intendencia y del seremi de Medio Ambiente, particularmente.

En la región se afirma que se afectaría la construcción del Túnel de Agua Negra, proyecto de infraestructura internacional que unirá a Chile y Argentina por la Región de Coquimbo y la provincia de San Juan, lo que permitirá optimizar el comercio, el turismo y la integración binacional. El consejero regional de Coquimbo y presidente de la comisión de Medio Ambiente, Energía y Minería del Consejo, Marcelo Castagneto, señala que es un contrasentido que el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) apruebe un crédito de US$ 1.500 millones para esa obra y “no tengamos nuevos puertos”.

El presidente de la Corporación Industrial de Desarrollo Regional (Cidere) de Coquimbo, Daniel Mas, sostiene que “la creación de esta área puede deteriorar la inversión público-privada en La Higuera y en toda la región”. Agregó que no solo se afectaría a grandes empresas, sino también a proyectos de caletas de pescadores y un plan para construir una planta desaladora.

Osciel Velásquez, presidente de la Sociedad Nacional de Pesca, de la Asociación Multigremial de la Región de Coquimbo y de la Asociación de Industriales y Armadores Pesqueros de esa misma zona, admite la preocupación del sector productivo y acusa escaso debate y participación de los actores locales. “Las actividades pesquera, portuaria y minera pueden coexistir en un ambiente de sustentabilidad y cuidado del medio ambiente. El área marina protegida no debiera restringir su desarrollo, menos aún en el contexto de que la región necesita un impulso en su crecimiento económico y en la creación de nuevas fuentes de empleo”, señala.

La eventual aprobación de un área marina protegida en la zona costera de La Higuera impactaría a terminales planificados para el uso de grandes mineras.

El proyecto minero Dominga -rechazado por el Comité de Ministros- contempla un terminal en la zona. De concretarse esta área de protección tal como está concebida, bloquearía a la iniciativa, aun cuando el Tribunal Ambiental de Antofagasta pudiera revertir la negativa del Gobierno.

Otro caso que estaría en análisis es el del puerto Cruz Grande, propiedad de CAP, el que si bien se encuentra aprobado, todavía no está en operaciones. Abogados ambientalistas comentaron que si esta área protegida abarca la zona de influencia del terminal, aunque este cuente con una Resolución de Calificación Ambiental (RCA), podría verse impactado.

En la industria comentan que si bien el objetivo inicial de este puerto es la exportación de mineral, la compañía estudiaba expandirse a otros productos, aprovechando la carga del Túnel de Agua Negra.

Los representantes empresariales señalan que este proyecto marino debe tener mayor discusión y ser analizado en detalle por el futuro gobierno.

Votación

En Coquimbo temen que el proyecto de área marina protegida se vote en un Consejo de Ministros en febrero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.