Luego de reuniones sostenidas entre ejecutivos de Minera Los Pelambres y vecinos de las comunidades de Cuncumén y Batuco, en las cuales también participaron como garantes  la intendenta regional, Lucía Pinto, y el alcalde de la municipalidad de Salamanca, Fernando Gallardo, las partes llegaron a un acuerdo respecto a una serie de medidas que permitirán fortalecer el control de material particulado en esta zona.

De esta forma, la compañía informó que se puso término a un conflicto surgido por el levantamiento inusual de polvo en suspensión ocurrido el lunes 16 de julio y que involucró el bloqueo de caminos de acceso a la faena por parte de manifestantes. Al respecto, la minera sostuvo que el conflicto no afectó sus planes de producción.

El acuerdo alcanzado este lunes se firmó en presencia de autoridades regionales y comunales en las dependencias del casino de la Medialuna de Cuncumén

Mauricio Larraín, gerente general de Minera Los Pelambres, destacó que el diálogo es la única manera de resolver controversias en el territorio. “Agradecemos la disposición de las juntas de vecinos de las comunidades más cercanas a nuestra operación para poder alcanzar un consenso respecto a las medidas de control de material particulado, que nos permitirán reforzar el trabajo que ya venimos trabajando desde hace diez años”, afirmó.