CHILE – Gerente general de CAP: “En el largo plazo esta acción va a valer mucha plata”

El ejecutivo, y además socio, devela las recetas del repunte de la compañía, entre las cuales está haber reducido los costos hasta en un 46% en su área minera.

Este año, la compañía reportó en sus estados financieros de 2016 que pasó de una utilidad de US$ 2,1 millones en 2015 a una última línea por US$ 60,2 millones del año recién pasado, lo que impulsó aún más el interés del mercado por tomar posiciones en la propiedad de la compañía.

¿Qué hizo a CAP pasar de un momento donde casi desaparece su negocio acerero, a esta bonanza operacional y bursátil? Su gerente general y también socio, el doctor en matemáticas Fernando Reitich (que comparte la misma profesión que los CEO de Microsoft, General Electric e IAG, entre otras firmas), revela a “El Mercurio” su receta y aborda los desafíos del grupo, que invertirá US$ 120 millones para este año.

-¿Cuáles son las razones del alza de la acción de CAP?

“Quizás sea más difícil explicar la baja a niveles como los que se vieron el año pasado que la sostenida alza del último tiempo (…). La repetida atribución del alza de las acciones a aquella experimentada por el precio del mineral de hierro es decididamente simplista, pues desconoce la nueva realidad de CAP y su potencial”.

-¿Esto lo ve más bien como una recuperación al sobrecastigo del mercado?

“¿Cree que valía $1.500 la acción? Era una reacción irracional del mercado. Referirse al futuro precio de la acción se lo dejo a los especuladores y analistas que nos vienen persiguiendo desde atrás, cambiando los precios objetivos a posteriori de los hechos. Pero sí puedo decir que la firma nunca valió $1.500 por papel”.

-Aun así, los analistas citan el precio del hierro como un factor clave del alza de CAP…

“Es un poco contraintuitivo, porque lo correlacionan contra el precio spot del mineral de hierro. Esta acción debería ser representativa del futuro, del potencial y de la eficiencia de una compañía y su administración”.

-¿Cómo se ha notado la mano de la administración?

“Las continuas y sistemáticas eficiencias de costos se han visto ya plasmadas en los resultados de la compañía. Hemos bajado significativamente los costos en cada una de nuestras unidades de negocios. Entre enero del 2014 y diciembre del 2016, el costo de caja promedio de CAP Acero se redujo 26%; el de Cintac (procesamiento de acero), 27%, y CAP Minería, en 46% -y estamos en el mismo precio de las acciones que a mediados de 2014, pero con valores del mineral que son 50% menores-. Ojalá muchos pequeños accionistas hayan comprado a $1.500, nada me pondría más contento”.

-¿El precio actual está reflejando de forma correcta el futuro de la compañía?

“Creo, decididamente, que en el largo plazo esta acción va a valer mucha plata”.

-¿Cómo han manejado su nivel de deuda?

“La compañía actuó muy prudentemente en el manejo de su deuda, adelantándose a escenarios muy cambiantes, ante una volatilidad sin precedentes. Aún en medio de instancias complejas, mantuvimos una liquidez más que adecuada, con razones de deuda financiera neta (DFN) a Ebitda acotadas y con la rapidez para adecuarse a la inestabilidad del mercado. Cerramos 2016 con un aumento sólido en la generación de caja y una disminución de nuestra DFN de alrededor de un 30%. Esto se tradujo en una razón DFN/Ebitda de apenas 1,3 veces al cierre de 2016, aun cuando los precios de nuestros productos se redujeron en todos los ámbitos, salvo por el mineral de hierro, que experimentó un alza de alrededor de un 5% en relación con el año anterior”.

-¿Podrían embarcarse con nuevas inversiones?

“Tenemos mucha plata hoy en caja, hemos bajado la deuda y la queremos bajar más. Son unos US$ 1.300 millones aprox.”.

-¿Cómo ve la compañía una vez que Roberto De Andraca deje la presidencia? Se ha dicho que usted podría ser su sucesor, ¿le interesaría?

“No voy a contestar lo último (…). La compañía ha tenido la fortuna de tener a un líder como Roberto, cuya visión, inteligencia, capacidad y dirección han sido decididamente un factor central en la formación de lo que hoy es el Grupo CAP (…). Esta es una compañía de carácter mundial, capaz de traer talento y organizarse sin que necesite un superhéroe”.

-¿Por qué usted no responde si le interesa o no estar en la presidencia?

“Han salido muchos nombres (…). Me lleva el 120% de mi tiempo dedicarme a la gerencia general; es una compañía grande y no puedo descuidar mi cargo”. 

Rechazo a Dominga: “resta a la institucionalidad”

En el rechazo del proyecto de hierro Dominga por parte de la Comisión de Evaluación Ambiental (CEA) de Coquimbo, CAP “salió al baile”, recordándose que la empresa consiguió la aprobación del puerto Cruz Grande, más cercano a Reserva Nacional del Pingüino de Humboldt que el terminal que pretendía edificar Andes Iron.

“Supongo que fue un exabrupto ante una negativa sorpresiva, quisiera pensar que no es una pensada y razonada opinión”, responde el gerente general de CAP, Fernando Reitich, al ser consultado sobre este punto, que ha sido puesto en la mesa por el CEO de Andes Iron, Iván Garrido.

Eso sí, sostuvo que el rechazo de la comisión, pese a la recomendación a aprobar que hizo el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA), “le resta a la institucionalidad del país que, por muchos años, fue uno de los pilares que atrajeron inversiones, las que a su vez aportaron impuestos, trabajo y bienestar para muchos chilenos”, añadió.

Si bien no conoce el detalle del proyecto, “la aprobación del SEA debería tener un peso importante. Aun si hubiera ciertos temas que subsanar, creo que hubiera sido más constructivo hacerlos ver que rechazar el proyecto por razones ambientales después de que el evaluador lo acogiera”.

Diversificación minera: Buscan opciones desde molibdeno al litio

Pensar en el mineral que será requerido por el mundo en 10 años más. Ese es el eje de pensamiento que impulsa Fernando Reitich, gerente general de CAP, dentro de la empresa para diversificar sus actividades. Si bien lo primero es mantener sano el core business -que en el caso minero es la producción del hierro-, exploran crecer hacia otros recursos, que van más allá de las iniciativas de cobre en las que participa con actores junior .

Comenta que uno de los objetivos estratégicos de la compañía es reducir la volatilidad de sus ingresos y, para ello, la diversificación es vital. “La manera más amplia de suavizar la volatilidad de los ingresos es la diversificación. Un ejemplo sería la búsqueda de otros minerales, pero también realizar otros productos de acero de mayor valor, entrar en nuevos mercados o ampliar la cartera de clientes. Hay mil maneras de diversificar. Infraestructura nos interesa, la hemos potenciado, pero no es el único camino”, sostiene.

Aunque han ralentizado su ingreso a la producción de cobre -no ejercieron una opción para aumentar su participación en el proyecto Productora-, Reitich señala que existen oportunidades en otros minerales. “Desde molibdeno hasta tierras raras (…) pasando por litio, no descartamos nada. El litio está muy de moda, y eso está bien, pero nos interesa desafiar el status quo . Hay que mantener el core business para después ir agrandándolo, pero pensando en todas las opciones”, comenta.

Otro punto relevante para el holding es la siderúrgica Huachipato (CAP Acero), unidad que, pese a las eficiencias logradas y las barreras arancelarias impuestas a productos importados, sigue con pérdidas. “La sobre capacidad de producción ha incitado a países que históricamente desarrollaron su industria para el consumo interno a desarrollar un aparato de exportación masiva y depredadora, a precios incompatibles con los costos de producción. El destino de estas no se circunscribió a Chile, aunque las políticas comerciales del país lo constituyeron en un blanco fácil”, sostiene.

Por eso, el año pasado recurrieron a la autoridad para que impusieran sobretasas a productos chinos y mexicanos, y si bien se establecieron, no en los niveles solicitados. “Lamentablemente, la conjunción de precios muy volátiles, a lo que se suman una larga tramitación de las causas, determinaciones que en algunos casos no constituyen una efectiva corrección de las distorsiones denunciadas, y la desatención a los efectos sobre la cadena de valor, no han contribuido a resolver la crisis del sector metalmecánico nacional, que tiene a CAP Acero como su principal actor”, sostiene.

¿Qué viene ahora? “Lo que estamos por hacer es una presentación sobre las barras para la molienda que han sido subsidiadas y son importantes para CAP Acero”, responde.

TEMAS ASOCIADOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.