CAMBIO DE REGLAS La quita de retenciones permitió una exploración de 9 millones de dólares a Gualcamayo

 

Así aseguró Emilio Roca su Gerente general. Ahora el panorama podría cambiar con la ley votada ayer en Diputados.

La mina de oro Gualcamayo, la primera de Jáchal a gran escala y la segunda en tamaño de la provincia, le quedan 3 años de vida según el proyecto original. Para lograr extender este plazo, seguir produciendo, dar trabajo y generar ingresos para la provincia, la exploración es un paso fundamental ya que permite encontrar nuevas vetas o aumentar las reservas calculadas hasta el momento.

Este año, gracias a la quita de las retenciones a la exportación del sector minero, medida que aplicó el Gobierno Nacional, Yamana Gold, operadora de Gualcamayo, destinó 11 millones de dólares en exploración de los cuales 9 millones provienen de fondos que liberaron el no pago de retenciones, según confirmó el gerente general de la mina, Emilio Roca.

Emilio Roca

«Llevamos 3 años cumpliendo nuestras metas y nuestro principal objetivo es la exploración para extender la vida del yacimiento. Estamos haciendo muy buen trabajo de exploración. No hay resultados como para hacer anuncio porque estamos en proceso y si bien tenemos buenos resultados en algunos sectores, necesitamos más información y más exploración. Tenemos un programa presentado para los próximos 3 años de producción y un programa de exploración  calculado en metros por año”, explicó el Gerente.

Agregó que los actuales pedidos de un sector político para volver imponer retenciones a la minería, no ayudan al sector. «La política del gobierno nacional ha sido acertada porque quitar  las retenciones da más oxigenación a las empresas y les permite invertir en esto tan importante que es alargar la vida de la mina. Se necesitan esos dineros para seguir explorando”, señaló Roca.

La exploración en Gualcamayo, con mejores resultados, se realizó en sectores dentro del distrito de la mina, algunas perforaciones a 3 kilómetros y otras a una distancia mucho mayor. «Es cierto que dependemos mucho de los precios de los metales, si mejoran los precios tenemos mejores posibilidades para explorar y cuando bajan los presupuestos también se achican. La empresa hace un gran esfuerzo para invertir en exploración y continuar y los montos no destinados a retenciones fueron fundamentales”, aseguró.

Gualcamayo es la segunda mina a gran escala que empezó a explotarse en San Juan, en 2009 a cielo abierto, con reservas calculadas por 2 millones de onzas de oro. Hoy es una mina mixta, es decir que complementa la actividad en la mina a cielo abierto con la subterránea. Emplea 900 trabajadores en forma directa, de los cuales 490 son jachalleros, cuyos salarios significan  unos 14 millones de pesos mensuales. A ellos se suman unos 300 contratistas que aportan 1.200 puestos indirectos.

Su vida útil está calculada hasta 2019. «Cifras que son muy importantes para San Juan y para la comunidad”, señalaron.

Roca destacó que si bien este año la producción fue menor a la del año anterior, se alcanzarán las 165.000 onzas de oro contra unas 180.000 del 2015. Esto, explicó, no se debe a una merma de actividad, sino a la zona de donde se extrae el metal, hay áreas más mineralizadas que otras y eso se refleja en el volumen de oro producido.

Gualcamayo es una mina de oro donde el lingote obtenido en su refinería está compuesto en un 98 % de oro con muy poca plata y otros metales.

La mina dejó en regalías en el primer semestre de 2016, $ 40.653.985; mientras en el mismo periodo de 2015 fueron $ 49.817.213; y en 2014 alcanzó los $ 53.845.614.

A estas cifras se suma el Fondo Fiduciario, que queda en obras para el departamento y es el  1,5 % de la facturación.

La mina hoy

Esta semana, la cinta transportadora de la mina que tiene unos 7,5 kilómetros y lleva la roca de la trituradora primaria al valle de lixiviación, estuvo parada por refacciones ya que tuvieron que cambiar un tramo de la cinta. Pero el resto de la mina estuvo siempre operativo, la explotación a cielo abierto y la subterránea al igual que la zona de lixiviación.

«La operación está trabajando normalmente y es una de las cosas que hace atractivo hacer la maratón con casi 300 atletas en una mina trabajando”, aseguró Roca respecto a la 2º maratón Desafío Gualcamayo realizada el miércoles pasado.

Minas Argentinas tiene un programa de visitas que fue calificado por el gerente como uno de sus pilares fundamentales. «Nuestra política de puertas abiertas hizo posible que este año más de 600 personas visitaran Gualcamayo y desde que se abrió la mina llegaron más de 4.000 personas. Esta segunda maratón que realizamos es otra alternativa para que se pueda conocer la mina donde trabajamos, que la gente sepa cómo es. Esto es muy importante para nosotros”, dijo el Gerente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.