Eufórico. Eduardo Costa se despachó con todo al confirmar el triunfo de Cambiemos en la tierra de
los Kirchner.

El candidato a senador nacional del Frente Unión para Vivir Mejor-Cambiemos, Eduardo Costa, se adjudicó anoche la victoria en la provincia que gobierna Alicia Kirchner y señaló que ‘el 75 por ciento de la población de Santa Cruz dijo basta a este modelo de atropello, corrupción e impunidad‘ del kirchnerismo.

Costa habló a las 21.30 en el comité provincial de la UCR, ubicado en el centro de Río Gallegos, donde consideró a las PASO en la provincia como una ‘elección histórica‘. Y centró su discurso en lo que él consideró el fin del kirchnerismo en suelo santacruceño.

‘Acá donde el kirchnerismo desplegó todo su potencial, donde nunca le faltaron recursos, ni poder político, ni tiempo para desplegar su proyecto, el 75 por ciento de la población de Santa Cruz le dijo basta‘, indicó el candidato.

‘El pueblo de Santa Cruz se pone de pie y quiere el mismo cambio que el resto de la República‘, sostuvo en otro tramo de su discurso.

Costa cuenta con el apoyo de la Casa Rosada y es el jefe de la oposición en la provincia en la que el kirchnerismo gobierna desde 1991. Esta elección representa su séptima postulación consecutiva en la provincia.

Costa ganó todas las legislativas en las que se presentó pero esta es la primera vez en la que lo hace con una diferencia tan amplia. Con el 88,47 por ciento de las mesas escrutadas, supera el Frente para la Victoria por más de 17 puntos.

‘Le dieron un mensaje a la gobernadora, al Frente para la Victoria y a La Cámpora de que no queremos más esta manera de gobernar, ni que se encierren en esa Casa de Gobierno y no escuchen al pueblo santacruceño‘, cerró el candidato rodeado por todos los candidatos de la lista.

El radical pidió también que el progreso ‘vuelva a ser un sueño para todos y no para una élite‘ y le dedicó un párrafo a la ausencia de Cristina Kirchner y su familia en la provincia: ‘Tienen miedo de enfrentar al pueblo santacruceño‘, opinó.

Costa insistió en que las urnas marcaron la esperanza del pueblo santacruceño de cambiar una historia nefasta signada por tantos años de kircherismo.

A continuación, la cabeza de la lista de diputados nacionales, Roxana Reyes, pidió respaldo para octubre y dijo que “a partir de hoy la única grieta que hay en Santa Cruz es la de los ciudadanos decentes y los indecentes”.

Para la actual diputada provincial, los santacruceños “queremos salir de este destrato, queremos tener libertad de expresión, queremos tener justicia, queremos tener una educación digna‘, afirmó.

“Estamos cansados de ver cómo se llevan a nuestros coprovincianos con chalecos antibalas, con cascos, por haber sido poco dignos de ostentar funciones públicas‘, finalizó su discurso antes de salir en caravana a festejar el triunfo por las calles de la ciudad.