El Gobierno volverá a la carga ante la Nación con el pedido de que establezca un precio diferencial para la tonelada de carbón residual de petróleo que YPF le vende a los pequeños productores de cal sanjuaninos, porque el sector está viendo tambalear el negocio ante la imposibilidad de afrontar la subas de más de un tercio en dólares de su principal insumo productivo. Pero además, ante la urgencia por resolver la situación que se ha tornado insostenible y amenaza a 600 puestos de trabajo, las autoridades provinciales tomarán cartas en el asunto y darán un salvataje financiero transitorio para permitir la continuidad de la actividad.

Pese a que el precio histórico de la tonelada de carbón oscilo en 100 a 120 dólares, desde el año pasado pasó a costar 175 dólares más flete e impuestos. Con un dólar a $20 era un tema difícil, pero ahora con la divisa verde oscilando entre 28 y 29 pesos en las últimas semanas se ha vuelto insostenible, con un incremento en dólares de más del 35%, indicaron en la Cámara Minera. En el día de hoy habrá reuniones en el ámbito del Ministerio de Minería de San Juan con la intención de delinear diferentes alternativas y presentarselas al gobernador Uñac para que anuncie la ayuda que dará al sector, mientras se retoman las gestiones a nivel nacional. Si bien anteriormente la Cámara Minera y el Gobierno fracasaron con pedidos similares ante el Ministerio de Minería, hasta hace unos días a cargo de Aranguren, ahora golpearán las puertas del nuevo ministro de Producción, Dante Sica. A este funcionario le han traspasado las decisiones del área minera con los últimos cambios de gabinete de Macri. Tienen la esperanza de convencerlo de que la actividad genera valor agregado y un producto de exportación, que amerita contar con un precio menor. Ambas acciones fueron confirmadas ayer por el ministro de Minería local, Alberto Hensel. «Ante este cambio de autoridades retomaremos el diálogo para pedir un precio diferencial, y poner en conocimiento a la Nación de la situación que está atravesando el sector» dijo Hensel. Agregó que tratándose de una actividad importante en la provincia y que además se vincula al mercado externo porque la cal se exporta, «el Estado provincial tomará cartas en el asunto y acompañará en esta situación, por un tiempo, hasta que se estabilice o salga un nuevo precio de la cal.» Si bien el ministro evitó hablar de otorgar subsidios en el sector se da por descontado que tendrá que haber un desembolso de plata para evitar la pérdida de empleos.

 

El sector calero afectado está formado por 40 productores de Sarmiento y Albardón que consumen unas 2.500 toneladas de carbón mensual. Luego de vender el producto elaborado a precio «viejo» ahora no les alcanza para comprar nuevamente el insumo tras la fuerte devaluación. Jaime Bergé, titular de la Cámara Minera dijo ayer que ha disminuido un 40% la producción de cal en junio. El problema afecta a los productores chicos ya que las grandes caleras cuentan con hornos duales y ahora usan el gas que está más barato que el carbón.

«Hasta que se estabilice la situación vamos a acompañar el esfuerzo de los productores»
ALBERTO HENSEL     Ministro de Minería

 

> El universo afectado

40

Son los pequeños productores de cal que desarrollan su actividad en Sarmiento y en Albardón.

 

> La mano de obra

600

son los puestos de trabajo que están en riesgo de perderse en caso de que no se reduzca el precio del carbón.

 

> El principal gasto

45

por ciento del costo de producción de cal representa el carbón. Es el principal insumo para elaborar cal.

 

> El consumo por mes

2500

toneladas de carbón residual de petróleo emplean mensualmente las caleras chicas sanjuaninas.