(El Mercurio) El 10 de septiembre y con la presencia del Presidente de Perú, Martín Vizcarra, se realizó el lanzamiento oficial de Mina Justa, iniciativa por US$ 1.600 millones con la que el grupo Angelini ingresó a la gran minería del cobre, y que está en tierra derecha para su ejecución.

El conglomerado local, a través de Minera Alxar, buscar hacerse un espacio dentro de la industria minera, aprovechando las oportunidades que entrega ese país.

El gerente general de la compañía, Erwin Kaufmann, advierte que el proceso de avance se hará con calma y que también están interesados en elevar su presencia en Chile, principalmente a través de adquisiciones o fusiones con otras empresas.

-¿En qué está actualmente Mina Justa?

“Nosotros tenemos el 40% de Cumbres Andinas, que es el dueño del proyecto Mina Justa. Se trata de una iniciativa de minería muy importante para nuestro grupo y que presenta un avance importantísimo. Llevamos 4 meses desde que se aprobó la inversión, y tenemos a 2.000 personas ya trabajando en la obra, porque la construcción ya empezó, tenemos los estanques de combustibles, caminos y ya se hizo la primera tronadura”.

-¿Está la idea de seguir creciendo y entrar en la propiedad de otros proyectos?

“Claro, el futuro de Alxar es desarrollarse en minería específicamente del cobre y eventualmente de oro, en Chile o Perú, sea con algún socio o de forma individual, dependiendo del tipo de proyecto y las oportunidades. Seguimos viendo operaciones que están andando o de proyectos greenfield (desarrollos desde cero), donde eventualmente podamos ser los operadores”.

-¿Y el foco sigue estando en la gran minería?

“Sí, gran minería, por encima de las 50 mil toneladas de producción de cobre al año, eso es lo que concentra nuestra atención. Tampoco estamos pensando en proyectos gigantescos como Quebrada Blanca II, debemos partir con algo un poco menor, pero sí gran minería en cuanto a tener operaciones que sean muy eficientes desde el punto de vista de costos, competitivas, que tengan la escala que permita altísimos estándares de seguridad, respeto al medio ambiente, compromisos con las comunidades, lo que se logra con minería de tamaño relevante”.

-¿Ven mayores opciones en Perú, que tiene más proyectos que Chile?

“Claro, si hacemos un levantamiento de yacimientos descubiertos por desarrollar en Perú, hay más que en Chile, de todas maneras, pero también es una geografía más compleja, con algunos proyectos complicados. Yo diría que Perú presenta muchas más oportunidades que evaluaremos en forma profunda. Chile también tiene opciones, no lo descarto, aunque durante los últimos años ha habido muy poca exploración. Perú se encuentra hoy en un nivel de desarrollo de minería de cobre que está algo por atrás de lo que tiene Chile, que empezó antes a impulsar la minería de cobre”.

-¿Hay un mayor compromiso en ese país para desarrollar la industria minera?

“Lo analizamos cuando vimos la oportunidad de ser socio de Minsur (grupo Breca de la familia Brescia) en el desarrollo de Mina Justa, fue un elemento muy relevante para tomar la decisión. Además de la calidad de nuestros socios y la altísima calidad del yacimiento, vimos un apoyo muy relevante de las institucionalidad y del gobierno con el desarrollo de la minería. Tienen una oficina que es un muy buen instrumento para destrabar situaciones complejas. Su existencia fue un factor relevante para tomar la decisión de invertir, por lo que estamos totalmente alineados con la intención que tiene Perú de hacer crecer su economía, de apoyar la minería en particular y en otros proyectos”.

-¿Existe ese mismo compromiso con la industria en Chile?

“Para nosotros es relevante que se entienda que el desarrollo de un país en general y de la minería en particular no se contrapone con las comunidades ni con el medio ambiente, si es que uno lo hace bien, estamos comprometidos con eso, lo que probablemente ha sido más difícil de abordar los últimos años en Chile”.

-¿Aprecia una certeza jurídica necesaria en la minería local para atraer mayor inversión?

” Sí, tenemos buenas instituciones. Siempre hay posibilidades de mejorar, es un tema que debemos abordar, porque necesitamos mucha certeza por los montos que se invierten y es importante que cuando uno empiece a desarrollar los proyectos, se pueda identificar la posibilidad de seguir adelante o no, y no como ha pasado con iniciativas que invierten varios cientos millones de dólares y después no pueden seguir, eso no es bueno”.

-¿Va a crecer el peso de la minería dentro de Copec?

“De todas maneras, en la medida que encontremos yacimientos de la calidad de Mina Justa. Nosotros somos muy cuidadosos y no haremos apuestas arriesgadas en el sentido de esperar súper precios y entrar a minas que no sean de calidad. Por el tamaño relativo que tienen las inversiones en cobre, no cabe la menor duda de que en la medida que encontremos estas oportunidades, la minería tomará más relevancia dentro del grupo”.

-¿Cuáles son las perspectivas de la empresa en torno al cobre?

“Tenemos bastante confianza en el cobre. Si analizas el mercado del cobre hoy y a futuro, están las bases para ser optimistas respecto a su desarrollo en el mundo por los próximos 50 años. Vemos que hay una demanda que sigue creciendo, China se sigue desarrollando y tenemos a la India, que en algún momento va a invertir mucho. A su vez, el desarrollo de la electromovilidad generará un aumento significativo de la demanda por cobre y hay una oferta compleja en el desarrollo de nuevos proyectos por la baja de la ley”.