Luego de hablar de los gobiernos populistas en el mundo, de la economía que él cree que se viene, de los cambios en Sudamérica y de sus impresiones sobre el futuro del precio del oro, Bristow dejó picando que los planes de la compañía son aprovechar todos los proyectos que poseen en San Juan. Habló específicamente de Pascua-Lama y dijo que hoy están en una especie de “hoja en blanco” con la mina binacional, pero que la intención es ver la manera de desarrollarla, al menos la parte sanjuanina.

En un año de elecciones en el país, no se la jugó por la grieta argentina, ya que dijo que más allá de cualquier gobierno en cualquier parte del mundo, ellos tienen que “seguir desarrollando proyectos”.

Sobre la Ley de Glaciares y retenciones, dijo que son temas que “por supuesto que preocupan a nuestros inversores”, pero que “no inciden negativamente en las inversiones en el país”. Antes de la entrevista Bristow mantuvo un encuentro con el gobernador Sergio Uñac. Según él, “al gobernador también le preocupa el desarrollo de la minería y los problemas que existan, porque él sabe bien que esta actividad ha sido muy beneficiosa para el país y la provincia en particular”.