APPLE, ENREDADO EN UNA DEMANDA POR PRÁCTICAS MONOPÓLICAS

LA EMPRESA MULTINACIONAL EXIGE RECIBIR 1.000 MILLONES DE DÓLARES EN CONCEPTO DE DAÑOS Y PERJUICIOS. CULPA A UNA EMPRESA NORTEAMERICANA POR SUS MÉTODOS DE NEGOCIOS EN CHINA.

El gigante tecnológico Apple denunció al fabricante de chips estadounidense Qualcomm en China por prácticas monopolísticas y le reclama 1.000 millones de yuanes (146 millones de dólares) como compensación.

El tribunal de propiedad intelectual de Beijing confirmó en el día de ayer que recibió la demanda de Apple, que pide a su proveedor otros 2,5 millones de yuanes (364.400 dólares) sobre os costos del juicio.
El inicio de este proceso judicial en China continúa un litigio que ambas empresas empezaron la semana pasada en Estados Unidos, donde Apple exige recibir 1.000 millones de dólares en concepto de daños y perjuicios.

Apple entiende que Qualcomm le cobra «injustamente» derechos por tecnologías de las que no es responsable, algo que la firma de la manzana mordida vincula a un supuesto abuso de la posición dominante del fabricante de chips. La posición del fabricante de chips es que la demanda «no tiene base» y que el litigio es producto de malas interpretaciones. Además, Qualcomm acusó a los de Cupertino de forzar las regulaciones sobre ellos «disfrazando hechos y ocultando información».

El Gobierno chino ya impuso en 2015 una multa récord de 975 millones de dólares  al fabricante de chips estadounidense por infringir la ley antimonopolio local y limitar la competencia con cobros excesivos por sus tecnologías aprovechándose de su posición dominante en el mercado. Este parece ser un capítulo más en la batalla de Apple con Qualcomm. Lo que está en juego es el mercado chino, el más importante para ambas compañías. Se estima que la estrategia de Apple es atacar a Qualcomm en su más importante vertical de negocios: las licencias.

La situación para la estadounidense enfocada en el negocio de los chips es complicada. Recientemente fue sentenciada a pagar 883 millones de dólares en Corea del Sur, sentencia que apelarán. Además de la reciente demanda por parte de la Comisión Federal de Comercio (FTC) por sus precios «desproporcionadamente altos» fijados al uso de sus módems para smartphones. A lo que también podría sumarse la Unión Europea en los próximos días.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.