Anuncian vacunas, Trump tira la toalla y ¡zas!, el oro cae muy cerca de los 1.800 dólares la onza

El índice XAU / USD está cayendo por tercer día consecutivo extendiendo la corrección desde niveles récord. Recientemente tocó fondo en 1.800 dólares la onza, el nivel más bajo desde mediados de julio. Ahora mismo el oro se cotiza en los mercados a 1.812 dólares, casi 70 dólares menos que tenía al comienzo de la semana. ¿Razones de esta gran bajada de los últimos días?: entre otras destacan la aparición de hasta cuatro vacunas diferentes para frenar la Covid-19, por un lado, y  el inicio de la transición presidencial de Estados Unidos.

Además de estos dos aspectos de índole mundial, los datos económicos de Estados Unidos contribuyen a la caída del oro. El lunes, por ejemplo, el informe del indicador económico líder mundial  Markit PMI (Purchasing Managers’ Index) desencadenó un fuerte repunte del dólar estadounidense y empujó al metal precioso por debajo de los 1.850 dólares, dejándolo vulnerable a más pérdidas.

El impulso bajista permanece intacto en el oro, pero los 1.800 dólares están ahí para ofrecer soporte, para hacer labores de contención y suelo. Una ruptura a la baja podría generar más volatilidad. Los próximos soportes fuertes podrían verse en 1.785 y 1.750 dólares la onza.

Respecto a la pandemia global y su presión al oro, las acciones en los mercados europeos subieron ante una posible flexibilización de las restricciones de la Covid-19 y el progreso en las vacunas para erradicar la enfermedad infecciosa por parte de laboratorios estadounidenses, europeos y chinos como AstraZenecaPfizerNSESputnik V y Moderna.

Si bien es cierto que ninguna de esas vacunas son efectivas al 100%, que no han pasado los dos años necesarios requeridos por las autoridades farmacéuticas internacionales y, por tanto, aún no cumplen con los requisitos exigidos para el grado de fiabilidad de una vacuna. Pero lo cierto es que una gran cantidad de gobiernos occidentales, incluido el de la coalición social-comunista de España, ya han echado las campanas al vuelo y nos están “vendiendo” la burra de que desde enero de 2021 a junio, media población habrá sido vacunada.

Pues el anuncio de la próxima salida de esas vacunas ha presionado sobre el oro para que baje, según dicen algunos eruditos analistas. Mientras tanto, desde otros gabinetes de análisis pertenecientes a grandes multinacionales, entidades financieras y bancos privados, nos “venden” otras historias sobre la subida del precioso metal muy por encima de los 2.300 dólares la onza, o más…

Si a todo ello le sumamos los últimos movimientos de Donald Trump tirando la toalla desde su esquina, reconociendo a Joe Biden como ganador de las elecciones presidenciales a la Casa Blanca e iniciando el proceso del traspaso de poderes, el resultado parece ser que ha forzado al oro a bajar muchos enteros en su ranking mundial.

Al menos eso aseguran algunas sesudas y eruditas meninges, que contradicen a teóricos y estudiosos del comportamiento del rey de los metales en los mercados con la llegada de un nuevo inquilino al despacho oval.

Lo que no cabe la menor duda es que ahora es un gran momento para posicionarse y comprar oro y plata, ya sea en lingotes o en monedas. Su actual atractivo precio, 1.810 dólares para la onza de oro y 23,35 dólares para la onza de plata hace que esta sea la ocasión para fortalecer las necesidades a futuro de inversores y ahorradores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.