(Pulso) El ingreso de terceros a la propiedad de la futura desaladora que proveerá de agua de mar a Minera Los Pelambres en tiempos de escasez hídrica, está evaluando Antofagasta Minerals, el brazo minero del Grupo Luksic.

Así lo afirmó el presidente ejecutivo de Antofagasta plc, Iván Arriagada en el marco del conference call de la empresa por sus resultados semestrales. “En el caso de Pelambres, estamos desarrollando un sistema de suministro de agua que implica la construcción de una planta desalinizadora. Aunque hemos decidido construirlo nosotros mismos, creemos que una vez que esté construido sería una buena oportunidad para que otros lo tomen”, afirmó.

La iniciativa de US$1.100 millones -aprobada en febrero de este año- contempla la construcción de una planta desalinizadora de osmosis inversa de respaldo que estará ubicada en las instalaciones portuarias de la compañía en Los Vilos.

En la oportunidad, Arriagada también reiteró que a fin de año esperan que el directorio apruebe la expansión de US$1.300 millones de Pelambres, mientras que en el caso de Centinela, deberán decidir en la misma fecha, si expandir la planta existente o construir una separada.

La empresa comunicó que su Ebitda cayó 16,2% a US$904 millones, mientras que sus ingresos durante el primer semestre del año se incrementaron en casi 4% frente a igual periodo del año pasado, alcanzando US$2.121 millones.

Lo anterior, gracias a que el aumento en el precio promedio del cobre realizado permitió paliar las menores ventas, que cayeron 8,6% en el caso del metal rojo y 40,6% en el de oro, registrando incrementos sólo en el caso del molibdeno, cuya comercialización anotó un alza de 42% en el periodo.

“Este primer semestre fue más débil, tal como lo adelantamos, debido a menores leyes y menores ventas, juntos con mayores costos. Sin embargo, esperamos que tanto la producción como los costos mejoren en el resto del año y en 2019, a medida que van aumentando las leyes, de acuerdo a lo que está previsto en nuestro plan minero”, comentó Arriagada.