«Miremos para adelante». El candidato presidencial Alberto Fernández les pidió ayer a los cordobeses que «olviden las rencillas que han pasado y que miremos para adelante». El aspirante a la Casa Rosada encabezó un cierre en el estadio Orfeo.

En el cierre de campaña de anoche en Córdoba, el candidato presidencial Alberto Fernández
consideró que «este gobierno (de Mauricio Macri) lo único que supo producir es pobreza».

El aspirante del Frente de Todos, cuya compañera de fórmula es Cristina Fernández de Kirchner, sostuvo que con las políticas económicas «el Gobierno logró duplicar la inflación y que caiga el consumo», en el discurso de cierre de campaña en el estadio Orfeo en la ciudad de Córdoba.

Alberto Fernández les pidió ayer a los cordobeses que «olviden las rencillas que han pasado y que miremos para adelante porque necesitamos que Córdoba también sea el motor del cambio». «Les propongo a todos los cordobeses que piensen cómo estaban en 2015, hace cuatro años atrás», dijo Alberto Fernández, quien prometió: «Vamos a darle a Córdoba el lugar que se merece y vamos a hacer el país federal que todos soñamos, con Córdoba de pie».

A días de realizarse las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO), el compañero de fórmula de la exmandataria Cristina Fernández de Kirchner remarcó: «Les pido -a los cordobeses- que me acompañen el domingo».

En el inicio del acto, Fernández consideró que «Córdoba no es una provincia más» al mismo tiempo que señaló: «Me es muy grato estar aquí. Tenemos que trabajar para construir un país integrado con Córdoba porque es impensado que la Argentina pueda crecer sin que todas las provincias estén integradas», destacó.

«Córdoba, en breve va a estar firmando ese compromiso que firmamos ayer (por el miércoles pasado) en Rosario con los gobernadores -peronistas- para que se integre a ese proyecto de país que queremos» desde el Frente de Todos, continuó.

«El dilema que enfrentamos es en qué Argentina queremos vivir. Nosotros sabemos que es muy difícil seguir viviendo en un sistema que lo único que generó fueron pobres», afirmó al hablar en el predio del estadio Orfeo Suerdomo, en la capital provincial.

«Lo único que han sabido producir es pobreza. Y cuando uno le reclama estas cosas, qué le contestan. Que van a hacer lo mismo pero más rápido. Esa frase es una invitación para tomar carrera y saltar al precipicio, y me desespera. No nos merecemos eso, nos merecemos un país mejor», añadió.

El referente kirchnerista cuestionó las políticas económicas oficiales. «Han llegado al gobierno para combatir un problema que existía que era la inflación. Creyeron que era un problema monetario. Desde ese día dijeron: vamos a sacar la plata de los bancos para que no la presten. Y ahí tenemos, miles de millones de dólares gastados en intereses de Lebacs primero y Leliqs después», dijo.

Y continuó: «Piensan que bajando el consumo bajan la demanda y los precios van a bajar. Llevan cuatro años haciendo lo mismo, y multiplicaron por dos la inflación. No tuvieron en cuenta la estructura económica de la Argentina».

Cabe señalar que el gobernador peronista no kirchnerista de Córdoba, Juan Schiaretti, decidió no apoyar a ninguna fórmula presidencial y los candidatos a diputados nacionales de su espacio político participarán con boleta corta. En 2015, Córdoba fue el distrito en el que el presidente Mauricio Macri obtuvo la mayor diferencia de votos a favor y donde la senadora Cristina Fernández Kirchner tiene una alta imagen negativa.

Para el candidato presidencial del Frente de Todos, Macri «logró duplicar la inflación y que caiga el consumo».

Cristina: «Este es el límite a un Gobierno»

La candidata a la vicepresidencia, Cristina Fernández de Kirchner, acompañó al aspirante a la gobernación bonaerense, Axel Kicillof, en su cierre de campaña en el Club Ferrocarril Oeste de Merlo.

«Estamos de acuerdo en una sola cosa: en que no se puede seguir sometiendo a los argentinos. Todo tiene un límite y creo que este es el límite que la sociedad va a ponerle a este Gobierno», dijo la expresidenta argentina.

La exmandataria dijo que cree «en la renovación generacional que se está dando» y sostuvo que «es necesaria» que se lleve a cabo. «Siempre es bueno no atarse a los sillones. Siempre es buena la sangre nueva para esta provincia y para este país», cerró.