Al Pacino conquistó a todos en su debut en el Teatro Colón

Con los palcos colmados de famosos, políticos y funcionarios, el actor repasó su historia de vida y profesional, destacó la importancia de tener maestros y se animó al tango.

Tras una negociación que comenzó hace tres años, su llegada al país había generado tal expectativa que las entradas para su noche-debut se agotaron en tiempo récord,  incluso, las más costosas que rondaban los 10 mil pesos. Quienes asistieron, más allá de los famosos, disfrutaron del espectáculo que remite un poco a la estructura del programa televisivo Desde el Actor’s Studio, que conduce James Lipton. Esto es, un periodista que ayuda a un artista famoso, a desandar su trayectoria actoral. En el Teatro Colón, ese rol lo tuvo Iván de Pineda.

Bajo la atenta mirada de su novia Lucila Polak, enfundada en un escotado vestido negro, el actor dio inicio a su show haciendo un recorrido por sus personajes y momentos icónicos de su carrera desde su niñez. Apoyado por las imágenes, histriónico reveló secretos de sus caracterizaciones más recordadas –menos de Scarface– ante un público maravillado para luego darles la oportunidad de que le hagan preguntas. Astuto –el cierre fue al ritmo del dos por cuatro–. Y así fue como 24 años después de haberlo bailado por primera vez para su film Perfume de mujer, Pacino, volvió a bailar Por una cabeza, junto a la bailarina Judith Kovalovsky. Aplausos y ovación.

Adrián Suar fue uno de los encargados de hacer posible este espectáculo, y llevó incluso a su hija menor Margarita.  “Es un lujo. Estamos muy felices, tanto yo como Federico Polak y Nacho Laviaguerre (productores). Hace mucho que teníamos ganas de traerlo. Fede hizo la gestión importante para que se pueda realizar. Fueron tres años de trabajo. Es una gran experiencia: la experiencia Pacino. Lo que sucedió en los últimos meses es que a la gente le agarró un furor por ver a un ícono del cine, del teatro, y lo que genera para todos nosotros y para el mundo en general. Porque si decís actores, vas a nombrar a muchos, pero va a estar Pacino. Es la experiencia de tenerlo en el escenario y verlo: los monólogos, sus historias. Yo creo que todos los que vienen hoy vienen a tener una experiencia con Al Pacino, aplaudirlo y agradecerle todo lo que dio, porque todos gozamos con su talento”, dijo el director de Programación de El Trece.

Otros de los famosos que asistieron al show fueron: Susana Giménez con su hija Mecha, y apenas unos minutos más tarde llegó Mirtha Legrand. Súper puntual arribó Norma Aleandro. Quienes también concurrieron fueron: Martín Seefeld, Georgina Barbarossa, Dalma Maradona, Florencia Torrente, Coco Sily, Zulemita Menem, y muchos funcionarios del Gobierno de la Ciudad y de la Nación.

Después de la función, aquellos que pagaron la entrada más cara, pudieron acceder a un cóctel auspiciado por uno de los bancos privados más afines a la gestión gubernamental, para ver de cerca al actor y tener una foto junto a él. Anoche Pacino ofreció su última función en Buenos Aires y hoy su familia política, productores e invitados lo agasajarán con un asado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.